martes, 24 de febrero de 2009

Sin arrojar la toalla


Creo que no digo nada nuevo si asevero que para conseguir cualquier objetivo es imprescindible no desistir ante los primeros obstáculos que siempre surgen. Y esta máxima la tuve que poner en práctica ante las dificultades iniciales que se presentaron tal como ahora relato:

Prosiguiendo con las actuaciones para la consecución de mis deseos genealógicos, busqué mi apellido en la base de datos del Anillo de Genealogía Hispánica y no lo encontré, solamente algo parecido: TAJAHUERCE, que luego resultó de vital importancia como comentaré en otro momento. No muy decepcionado, porque me esperaba algo parecido, incluí mi apellido en su tablón e hice una petición de ayuda para ver si alguien conocía el apellido. Nunca he obtenido respuesta alguna.

En otra página, “todoexpertos”, insistí en mi petición, pero el experto se limitó a decirme que le diera tiempo para buscar. Hasta ahora.

No obstante he visto alguna vez que han dado por supuesto que la respuesta era correcta. No puedo culparles de ello puesto que yo nunca califiqué su actuación. Estamos en paz.

A pesar de estas primeras decepciones, no cejé en mi empeño por seguir adelante con la investigación iniciada, porque ya sabía que la tarea no iba a ser nada fácil.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails